PLENAMENTE – Programa Social de Autocuidado Mental

Es un espacio educativo y terapéutico que busca aportar a la salud mental y física de los participantes articulando y fortaleciendo las capacidades psicológicas y biológicas que cada uno tiene en pro de su bienestar.

En el constante propósito de mejorar la oferta en servicios de salud se hace
necesario replantarse uno de los paradigmas de la medicina actual que
tiende a buscar la salud “en el exterior”: en el medicamento, el tratamiento
o en el “doctor”, desvinculando el gran potencial que tienen las personas en
su propio desarrollo.

La tendencia a reconocer lo mental y lo emocional en el campo de la salud
ha llevado a considerar nuevas estrategias para cambiar la cultura
paternalista en la salud pública y privada. Es necesario replantearse el rol
que tiene las personas como sujetos “pacientes” y pasivos que esperan
obtener la salud como parte de una transacción comercial o de sus
derechos sociales.
El autocuidado es una pieza clave en el desarrollo de cada persona y una
herramienta fundamental dentro de los procesos de recuperación física y
de resiliencia, emocional y social. Más aún, con el nuevo enfoque del
autocuidado mental que vincula la dimensión intrapsíquica dentro del
espectro de los comportamientos saludables necesarios para el equilibrio
del ser.
Es menester sumar esfuerzos para articular a la oferta en salud ya existente
esta perspectiva que le apuesta a la salud de manera integral, que lejos de
competir o de ser una amenaza al campo de la salud, es un complemento
en el conjunto de opciones que tiene la población para alcanzar su
bienestar.
Este programa propone un espacio constante de encuentros desde
diferentes saberes en torno al autocuidado mental y emocional.
Desde un enfoque participativo, abierto y respetuoso se abordan
herramientas y conocimientos que la filosofía, la psicología y otras áreas de
las ciencias pueden aportar para el desarrollo personal y social.

Beneficios:

 

  • –                 Incrementa el control de estados emocionales  como  la angustia,  la
  •                 depresión,  el           estrés, entre  otros.
      – Mejora la disposición a afrontar “el conflicto” y  superar estados de crisis.
      – Favorece la capacidad de auto análisis en la dinámica de la cotidianidad.
      – Contribuye a la salud física y emocional en estados de enfermedad.
      – Aumenta la motivación  y desempeño personal en los retos personales.
      – Aporta al manejo del sueño/ insomnio, la cansancio físico y mental y otros.
      • – Suma a la capacidad de encontrar sentidos y propósitos esenciales.


    Primera versión 2019………………………………… Click aquí

    (Debes tener clave de inscrito para poder acceder)